Hola Durango, hoy es

Basurero en arroyo y acequia

marzo 11, 2017 en Contrapesos, Titulares Escrito por:

Según los proyectos de rectificación y canalización de los llamados Arroyo Seco y Acequia Grande, además de haber sido planificados para proteger de inundaciones a los habitantes de los asentamientos humanos adyacentes, tuvieron también como justificación y objetivos primordiales la mejora del entorno y la calidad de vida de la población aledaña a estos afluentes de agua.

No obstante, hoy a varios años de que se realizaran las obras en mención, la degradación del nivel de vida de habitantes de colonias como la Dolores del Río, Constitución, Genaro Vázquez y Valle del Guadiana, entre otras, no ha podido ser contrarrestada pues persiste la acumulación de basura y otro tipo de residuos contaminantes en dichos cauces.
Algunos vecinos de estos lugares, cansados de la situación denuncian año con años para alertar a la población y las propias autoridades, porque además del foco de infección que ciertos tipos de deshechos representan, aparte diariamente se arroja a estos canales una considerable cantidad de llantas viejas, que cada noche grupos de vándalos queman, afectando con ello severamente la calidad del aire.

Por otra parte la intransigencia de otros vecinos que tiran basura en estos canales continúa, muy a pesar de las acciones desplegadas por las distintas instancias gubernamentales. Según los registros oficiales, el promedio mensual de desechos que se retiran de arroyos y canales en la ciudad de Durango fluctúa entre las 50 toneladas, pero podrían ser más.
La Acequia Grande tiene una extensión de casi seis kilómetros, pero tan sólo en el mes de febrero esa cantidad de basura se recogió en un tramo de menos de uno, en donde se pudieron levantar desde desechos orgánicos, cartón, neumáticos, plástico, vestimenta, además de muebles y colchones viejos, lo que nos da cuenta de esa mala costumbre de habitantes de los asentamientos humanos circundantes.

Todavía no ha transcurrido ni un mes de la última limpieza al canal de la Acequia Grande, y ya se encuentra nuevamente atiborrada de basura y todo tipo de desechos. En las mismas condiciones se encuentra actualmente el del Arroyo Seco, sin que hasta el momento se efectúen operativos de vigilancia para evitar que la gente siga derramando residuos, mucho menos hay sanciones para los responsables.

Las autoridades hacen el llamado a toda la ciudadanía, pero principalmente a los que viven en los alrededores, para evitar tirar basura y mantener estos canales limpios. Sin embargo, la contaminación no es el único problema, ya que a estos afluentes también se está arrojando escombro, que con las lluvias que se están presentando ya, se corre el riesgo de que se obstruya el flujo de agua y se generen inundaciones.

Peor todavía, es que las protecciones que bordean ambos canales no son impedimento para que la gente siga arrojando desechos y, por si fuera poco, en considerables tramos se encuentran dañadas y en algunos han sido literalmente arrancadas, lo que representa además un gran riesgo para automovilistas, pues al ocurrir accidentes podrían caer y las consecuencias serían fatales.

Hasta animales muertos se arrojan a estos canales sin que al momento haya acciones contundentes por parte de las autoridades competentes, tanto para evitar que se esté vertiendo basura, o cuando menos para que sean retirados los neumáticos periódicamente, pues además de ser agentes contaminantes del aire al ser incinerados, de permanecer en estos lugares, con las lluvias se pueden convertir en nidos de mosquitos transmisores de enfermedades como dengue o paludismo.

EN LA BALANZA.- En el trienio pasado se incluyó dentro del Presupuesto de Egresos del Ayuntamiento de Durango la compra de una trituradora de neumáticos de desecho, pero hasta la fecha se desconoce el por qué no se adquirió. Solamente se tuvo un acuerdo con una empresa foránea que llevó a cabo estos trabajos, el cual venció en junio de 2016. Sería bueno que la nueva administración municipal revise y audite también que fue lo que ocurrió, pero lo más importante es que retome el proyecto y se compre esta máquina, además de que se rediseñe una estrategia para evitar que se acumulen más llantas.
CERROS SECOS Y PELONES… La Casa de la Cultura “Ernestina Gamboa” en la ciudad lagunera de Gómez Palacio, fue construida hace 43 años y desde entonces muchas de sus áreas no han sido remodeladas ni recibido mantenimiento. El teatro, la biblioteca, el museo, vestíbulo, oficinas, sanitarios y talleres están en condiciones lamentables en pisos, techos, butacas, mobiliario y demás.

Twitter: @Vic_Montenegro

Comentarios:

Estación VozLibreDgo... (en Vivo)

Escucha la mejor Música en vivo las 24hrs.