Hola Durango, hoy es

Agua: Presas (IV)

marzo 11, 2017 en Mi Libre Opinión, Titulares Escrito por:

A través del tiempo, él se las ingenió para no depender sólo de los escurrimientos del agua, sobre todos los riesgos para los cultivos que representaba la época de estiaje, ya que ríos, lagunas, arroyos, según la región que se quedaban prácticamente sin gota alguna.
Fue quizá la propia observación de la naturaleza, ver como las nutrias construían sus represas, o la contemplación de “gargantas” “nudos” formados por troncos, ramas, piedras, lodos, en el arrastre sobre el caudal mismo.
La primera presa construida de la que se tiene registro histórico es la presa ubicada a 30 kilómetros al sur del Cairo, fue llamada Sadd el-Kafara, que en árabe significa “Presa de los paganos”. Medía más de 11 metros de altura, y tenía una longitud de 103 metros en la parte alta y de 80 metros en la baja. El material utilizado para las paredes exteriores fue aparejo de mampostería, y el interior de las mismas se rellenó con 10,000 toneladas de piedras y gravilla.
En México la primera presa hidroeléctrica es la Necaxa que se ubica en Puebla y fue creada en el gobierno de Porfirio Díaz para electrificar el centro del país.
En su momento fue considerada la planta más grande del mundo y lleva 110 años operando de manera ininterrumpida. Fue construida por el ingeniero estadunidense Ferdinand von Rosenzweig después de que se pausara su construcción debido a desacuerdos con quien inició el proyecto, el doctor Arnold Vaquier, quien en su momento advirtió de las potencialidades energéticas de los ríos de la región de Huauchinango que se precipitaban por los acantilados.
Durango en la actualidad cuenta con las siguientes presas:
Francisco Villa (El Bosque) Poanas, 72.2 hm3/año; La Redonda (Villa Hermosa) Nuevo Ideal 7.0 hm3/año; Santa Elena Súchil 14.1 hm3/año; Caboraca Canatlán 42.4 hm3/año; Santiago Bayacora Durango 93.2 hm3/año; Peña del Aguila Durango 29.8 hm3/año; Guadalupe Victoria (El Tunal) 75.2 hm3/año; San Bartolo (Santa Lucía) Canatlán 40.9 hm3/año; El Baluarte Canatlán 13.4 hm3/año; Federalismo Mexicano Ocampo 235.4 hm3/año; Villa Hidalgo Hidalgo 23.5 hm3/año; Los Naranjos Gral. Simón Bolívar 23.5 hm3/año; Francisco González de la Vega Rodeo 4.7 hm3/año; Benjamín Ortega Cantero Mapimí 37.7 hm3/año; Francisco Zarco Nazas 295.0 hm3/año y Lázaro Cárdenas Inde 2777.7 hm3/año, lo que nos representa un gran total de 3785.8 hm3/año.
En el año de 2007 se construye la presa El Tigre en el municipio de San Juan de Guadalupe con una capacidad de 14 millones de metros cúbicos, aunque con una proyección de riego de 1800 Has, el mayor beneficio es minimizar los efectos de escurrimientos irregulares provenientes del río Aguanaval, esta construcción estuvo siempre rodeada de oposición de parte de algunos ambientalistas y de algunos productores de leche de la región.
De siempre ha existido un importante razonamiento académico sobre la utilidad de las mismas por el alto impacto negativo sobre los bienes naturales, una presa en la mayoría de las veces, por no decir que en todas, al retener el escurrimiento para su almacenamiento con fines de ser administrada en el uso de la agricultura, abandonan el tránsito del agua por el caudal, al faltar la humedad, la masa vegetal tiende a morir, con ello la fauna propia de ese ecosistema (de galería) terminando por tener paramos desolados.
Valga la comparación, es como si oprimiéramos una arteria o vena de nuestro cuerpo para detener el flujo sanguíneo, la consecuencia es la muerte o necrosado de ese parte de la anatomía.
Cuando se construye la presa Guadalupe Victoria en 1962, se determinó que atendiera la demanda de un buen número de hectáreas con vocación agrícola, ello representó la construcción de una red de canales ademados con cemento que facilitarían y evitarían mayor evaporación, la conducción del líquido hasta las parcelas de cultivo, sin embargo el crecimiento desordenado de la mancha urbana poco a poco se ha venido “comiendo” esas obras hidráulicas de auxilio, así podemos apreciar que canales han sido sepultados por nuevos fraccionamientos, sobre todo en las tierras circundantes al INIFAP, al CBTa 3, al mismo Club Campestre, La Martinica, La Ferrería, sin tener elementos contundentes para afirmarlo, deduzco que esa superficie original ya está por debajo del 50%
Considero que el destino del uso que esa presa almacena, más temprano que tarde será la fuente de abastecimiento de agua potable para la ciudad, la propia topografía facilita su conducción y distribución, es parte del Programa Agua Futura, diseñado para mediano y largo alcance.
Por otro lado no quiero dejar de mencionar los “distritos de riego” que son una asociación civil con el propósito de administrar el uso del agua en determinada región, o superficie dependiente de tal o cual cuerpo de agua ya sea natural o artificial como son las presas, resulta que por experiencia propia fui usuario de la presa Peña del Aguila en los años de mayor sequía en el municipio de Durango, resulta que existe un padrón determinado de usuarios, obvio, que son poseedores de tierras agrícolas, mismos que tienen derecho, previo pago correspondiente, del riego de agua, la que se determina no por el tipo de cultivo, sino por el número de “derechosos” cultiven o no la tierra, produzcan o no produzcan, con el sólo hecho de estar en el padrón de usuarios, basta y sobra para aprovechar la necesidad de riego para vender “su derecho” al mejor postor, la administración debiera reparar en distribuir la poca o mucha disposición del agua almacenada entre el número de hectáreas a regar, dejando para mejores tiempos aquellos volúmenes que no serán utilizados en determinado ciclo o año, pero las cosas no funcionan así, desalentando de manera grave a quienes si le invierten al campo.
Cápsulas de sosa: Nos han dado a conocer que será en el mes de marzo, previo análisis, de los resultados que están generando funcionarios del Gobierno del Estado, si será necesario el relevo o permanencia de la burocracia de alto nivel. ¿Será?
Los que siguen muy irritados son los hoteleros porque no se da una con el responsable del turismo en el Estado, que si cambian o no de directiva, que si se les dieron recursos sólo por dárselos, que si la tasa de ocupación es alta o baja, que si el festival Ricardo Castro genera o no turismo.
En otras esferas de la comunicación he comentado, que ahora con el problema Trump, bien se pudiera hacer el esfuerzo al igual que en los años 30, de dotar de tierra (caso Menonita) a nuestros paisanos que regresan con enorme experiencia en los trabajos del campo. ¿Tierra de dónde? De la asegurada a los narcotraficantes, hectáreas en diferentes ejidos que han permanecido, permanecen y permanecerán ociosas, entre otras razones, por la misma emigración del pasado o por el cambio de oficios.

Comentarios:

Estación VozLibreDgo... (en Vivo)

Escucha la mejor Música en vivo las 24hrs.