Hola Durango, hoy es

Agua: Marco legal (V)

abril 1, 2017 en Mi Libre Opinión, Titulares Escrito por:

En el Estado de Derecho, que nos dicen vivimos, establece una serie de normas con respecto al agua, que pocos conocen y la decima parte de estos observan, en los tres órdenes de gobierno.

En el ámbito federal la ley de la materia es La Ley de Aguas Nacionales, sin omitir por supuesto el marco o piedra angular de todo el andamiaje jurídico nacional: La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
La Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, Ley Federal de Derechos, Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, nos dan la pauta para obrar conforme a derecho, pero además El Plan Nacional de Desarrollo 2012-2018, El Programa Sectorial del Medio Ambiente 2012-2018, nos ilustran en cuanto a los objetivos de la política federal en materia de agua, marcando con precisión las metas, objetivos y estrategias.

En el plano estatal contamos con; Ley de Agua del Estado, Ley del Cambio Climático, Ley de Desarrollo Forestal Sustentable, Ley de Gestión Ambiental Sustentable, Ley de Planeación y Ley General de Desarrollo Urbano, como al igual que en el orden federal se cuenta con las directrices a través del Plan Estatal de Desarrollo 2017-2022 (en la antesala de su aprobación).
Mientras que en la competencia municipal, se tiene; Ley Orgánica del Municipio, Ley de Hacienda Municipal y Ley para la Administración de las Aportaciones Federales Transferidas al Estado y a los Municipios, como también los enunciados en el Plan Municipal de Desarrollo 2016-2019, por cierto hecho en los escritorios de funcionarios y “expertos” contratados ajenos a las realidades de la localidad.

Los organismos operadores del agua en los municipios, cuentan con sus propias definiciones pero teniendo como misión principal, dotar de agua potable a la población como también el tratamiento de las aguas residuales, para ello deberán hacer efectivo el pago del servicio, por cierto recaudación muy difícil en la mayoría de las veces, en gran parte por la falta de cultura del agua. Hace algunos la JEAPA (Junta Estatal de Agua Potable y Alcantarillado) promovió el pago de tal servicio con un eslogan que rezaba así: “Dios nos da el agua, pero no la entuba”.

Y hablando de entubamiento, este es quizá el dolor de cabeza mayor de nuestro amigo Rodolfo Corrujedo, actual director de Aguas del Municipio, ya que se calcula que aproximadamente el 50% del agua potable se desperdicia por las fugas de la misma, a través de la red de tuberías viejas que circulan bajo tierra, sobre todo en el centro de la ciudad.
Siendo el tema del agua muy sensible a la población, se crearon en su momento órganos de participación social, así tenemos los Consejos de Cuenca y COTAS (Comité Técnico de Aguas Subterráneas) a nivel federal, y Consejo Ciudadano por el Agua en lo Estatal y Municipal, muy limitados a últimas fechas, puesto que no conocemos nada de sus tareas u acciones. (Movimiento Ciudadano por el Agua del Estado de Durango A.C. y Amigos del Agua A.C.)

La cultura del agua, como lo apuntaba líneas arriba, es el instrumento idóneo para sensibilizar a la población en general en dos capítulos: El del uso racional y el del pago por el consumo, en varios municipios de nuestro Estado, existen las asociaciones oficiales entusiastas que se dedican a ello (Espacios Municipales del Agua), pero por limitaciones presupuestales solo algunos días del año hacen presencia, más cuando el poco recurso disponible se administra con intereses muy particulares y centralizados, como en el caso aquel que se les “ocurrió” lanzar convocatoria para elegir a la señorita agua, premiar a la mejor composición poética o musical que hablara del agua, lo que despertó justificadamente la protesta al interior de los municipios.

En varios de los municipios incluyendo el de la capital, se perdió la oportunidad de trazar una autentica visión y misión del agua en los Planes de Desarrollo, esperemos y estamos confiados que en el Plan de Desarrollo Estatal, las cosas sean diferentes, el marco jurídico por sí solo no alcanza mucho, es la participación social, convencida y comprometida la que nos llevará a mejores estadios de calidad de vida, entender lo que algunos urbanistas locales, no alcanzan a entender, el ciclo del agua que en primaria nos enseñaron, la complejidad desde que se precipita, la acción de los ecosistemas verdes, el tránsito por arroyos, ríos y manantiales, su retorno al mar, la visión reduccionista de que solo se cortaron poquitos arboles y que sustituyen con plantar más en otro lugar determinado, nos habla de la pobreza académica y social en los tomadores de decisiones.

La cantidad de agua con la que contamos es la misma cantidad desde cuando es planeta Tierra, no tenemos ni más ni menos agua, lo que si tenemos es menos agua disponible para nuestras necesidades, porque hemos contaminado volúmenes insospechados.
Cápsulas de sosa: Bien por la iniciativa de ley, enviada al Congreso por parte del gobernador Aispuro, relativa a impulsar el consumo interno, poniendo la muestra con las adquisiciones de esta administración.
Hace seis meses inicio la actual administración estatal y hace 105 días la municipal, en esta última, parece ser que la prioridad es construir una nueva candidatura para finales de este año, en la primera mencionada, la vox populi expresa que se esperaba mucho más de lo que hasta hoy se reportan como resultados, quizá por la presencia aún mayúscula de los emisarios del pasado en la estructura burocrática, o quizá por la falta de oficio o perfil de algunos funcionarios.

Comentarios:

Estación VozLibreDgo... (en Vivo)

Escucha la mejor Música en vivo las 24hrs.