Hola Durango, hoy es

Fue pura simulación la Ley de Protección a Periodistas

abril 1, 2017 en La Raya del Tigre, Titulares Escrito por:

Por disposición del anterior Ejecutivo estatal, el Congreso del estado en ese tiempo aprobó la Ley Estatal para la Protección de Periodistas y Personas Defensoras de Derechos Humanos, pero quedó sin efecto al dejar de lado la elaboración de la reglamentación secundaria correspondiente; es decir, no hay un instrumento legal que garantice el ejercicio libre del periodismo en Durango ni tampoco el activismo social, pese a la existencia de esa Ley.

Así las cosas, los anteriores diputados locales se preocuparon por apegarse a los designios del exgobernador, pero no por cumplir con los informadores locales. Es verdad que hubo reuniones al respecto y se establecieron supuestos acuerdos, pero quienes nos dedicamos a informar continuamos todavía desprotegidos por la ley, cuando debería ocurrir lo contrario.

Ayer por la mañana, en conferencia de prensa, representantes de las cuatro agrupaciones de periodistas y comunicadores legalmente conformadas en Durango condenaron las últimos ejecuciones de periodistas en tres estados del país (Guerrero, Veracruz y Chihuahua), demandaron de la presente LXVII Legislatura local un replanteamiento para que la ley entre en vigor lo antes posible, así como la conformación de una fiscalía especial que atienda los asuntos de periodistas locales, porque las agresiones persisten, aunque no en el nivel en que se vivía. Es de reconocerse que ya no estamos en el autoritarismo, pero tampoco exentos de que algo pueda ocurrir de cualquier fuente, no necesariamente con origen gubernamental.

En este año, empero, cuatro compañeras periodistas han sido agredidas verbalmente y en ninguno de los casos se ha sabido de aclaraciones ni sanción para los responsables. Cierto es que las autoridades locales han manifestado su respeto irrestricto a la libertad de expresión y garantías a los comunicadores y periodistas. Esperamos ese compromiso sea permanente e incluso se amplíe. Lo que menos deseamos hoy es volver a vivir lo mismo de años atrás; no sería justo ni congruente.

Quienes hoy gobiernan Durango no desconocen el entorno el que realizamos nuestra labor los periodistas; en su faceta de opositores al régimen en turno, al menos en los últimos doce años, ellos mismos fueron víctimas del “subsistema” creado para desinformar y aniquilar al periodismo crítico, en especial en temas referentes a la política y la administración pública. De hecho, saben que, junto con ellos, algunos sufrieron represalias por darles voz, en tiempos complicados, donde había muy poco margen para la libertad de expresión.

Gobiernos anteriores se dieron el lujo de crear medios de comunicación afines, fabricar su propio grupo de “columnistas” y “analistas”, de abrir y cerrar espacios en los medios de comunicación consolidados, tanto impresos como electrónicos. Intentaron, entonces, a través de todo eso, controlar cuanto se decía o no se decía.

Y todo ese control contribuyó, sin duda, a la derrota electoral del 5 de junio. La sociedad se cansó de tanta traba para recibir información veraz. Quienes gobernaron Durango en los dos sexenios últimos acabaron en un bajísimo nivel de aceptación, lo cual demuestra que la estrategia comunicacional falló, pese a la abundancia de recursos invertidos.
Entonces, los actuales gobiernos deben tener claro que ese modelo inoperante nunca más debe repetirse, ni siquiera en mínimo porcentaje. Una sociedad bien informada exige más de sus autoridades, presiona más, se inconforma en mayor medida y es menos fácil de convencer, pero también está dispuesta a trabajar más y hacer su parte para construir un Durango mejor, con oportunidades y espacios para todos.

Y precisamente allí es donde la labor del periodista se vuelve indispensable, pero esa tarea debe ser ejercida -como la de todo profesionista cuyo trabajo lo vuelva vulnerable- dentro de un marco jurídico estable y permanente. En pocas palabras, que el estado no le regatee garantías a ninguno de los que nos dedicamos a la noble profesión de informar, pues será la mejor manera de que la relación fluya.

Por todo esto, nuestros gobernantes no pueden perder la oportunidad de proteger legalmente a periodistas y comunicadores, de permitir el ejercicio libre de la prensa y la libertad de expresión. La ciudadanía duranguense merece, tras la alternancia, que su gobierno respete su derecho a ser informado. Es, sin duda, uno de los primeros síntomas del cambio.

COLMILLOS Y GARRAS
Y RESULTA QUE el sistema local de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes, creado en febrero del 2016 por iniciativa del Ejecutivo anterior, no ha entrado en funciones por falta de presupuesto; todo sigue pendiente y sólo está en el papel … EL OPERATIVO “PAISANO” fue puesto en marcha ayer por el gobernador José Aispuro Torres, en el cual participan todas las fuerzas de seguridad de los tres niveles de gobierno. El objetivo es, claro está, proteger a todos los duranguenses que vengan de otras latitudes en la próxima temporada de Semana Santa. Esperamos que sean muchos…Y EL GOBERNADOR reconoció que se han disparado los delitos patrimoniales en Durango, principalmente el robo a casa habitación, por lo que coordinará acciones con los gobiernos municipales para disminuir las cifras de este delito.

Twitter @rubencardenas10

Ruben Cardenas

Descripción del Author del articulo.

Comentarios:

Estación VozLibreDgo... (en Vivo)

Escucha la mejor Música en vivo las 24hrs.