Hola Durango, hoy es

México cautivo de la impunidad

febrero 9, 2016 en Economía y Finanzas Escrito por:

Impunidad viene del vocablo latino impunitas, es un término que refiere a la falta de castigo. Se conoce como castigo, por otra parte, a la pena que se impone a aquel que ha cometido una falta o un delito. Esto quiere decir que, cuando hay impunidad, la persona que ha incurrido en una falta o un delito no recibe la pena que le corresponde por su accionar. De esta forma no se sanciona no se enmienda su conducta.
La crisis de inseguridad, violencia, corrupción y violaciones a los derechos humanos en la que se encuentra nuestro país, ha sido provocada por la impunidad, ya que esta es una respuesta a que cualquier persona independientemente de su posición al ver que puede violar la ley sin recibir ningún castigo, encuentra un incentivo para cometer sus delitos que le permitirá mantener su subsistencia y algo más.
La semana pasada el Centro de Estudios sobre Impunidad y Justicia, de la Universidad de las Américas Puebla, presentó el Índice Global de Impunidad México, IGI-MEX 2016, analizar y medir los factores que fomentan la impunidad en las entidades de nuestro país, para que a partir de esta herramienta se puedan diseñar políticas públicas tendientes a erradicarlo. Sólo conociendo las causas que nos llevan a que un delito quede impune se podrán generar las condiciones para evitarlo.
La impunidad es multidimensional.es decir, la impunidad debe ser entendida como un fenómeno que surge de varias dimensiones del quehacer de un estado como es la responsabilidad de la seguridad ciudadana, la procuración y administración de justicia, el buen funcionamiento del sistema penitenciario, así como la protección de los derechos humanos.

La impunidad es multicausal porque encuentra sus orígenes durante el proceso que inicia con la comisión de un delito, hasta que este es castigado y sus víctimas reciben la reparación por el daño causado, también mantiene correlación estadística con los niveles de corrupción y desigualdad socioeconómica, surge a partir del mal funcionamiento de las dimensiones de seguridad, justicia y derechos humanos.

Las dimensiones de seguridad, justicia y derechos humanos en el ámbito nacional y local de los países con la corresponsabilidad de todos los poderes de gobierno (ejecutivo, legislativo y judicial) y en los tres órdenes de gobierno (federal, estatal y municipal) para atender el problema de la impunidad.

Por último, la impunidad es un problema de gobernanza en otras palabras, es un asunto que ya rebasó a todas las instancias de gobierno que claramente no pueden atender este problema de manera aislada.

Las cifras, México ocupa el lugar 58 de 59 países con mayores niveles de impunidad y este fenómeno representa uno de los diez principales problemas de la sociedad mexicana, según INEGI, tiene su origen en problemas de índole funcional en las 32 entidades federativas, es un problema generalizado del país.

Solamente se denuncian el 7% de los delitos lo que quiere decir que el 93% de delitos no son denunciados ante la autoridad fundamentalmente por la pérdida de tiempo que toma el proceso de interponer una denuncia y la desconfianza a la autoridad cuyo sistema que debe castigar los delitos tienen profundos problemas estructurales y funcionales en las instancias de seguridad, justicia y derechos humanos.

El estado de derecho del país está destrozado, la impunidad es generalizada en el país el sistema de seguridad e impartición de justicia tiene problemas estructurales y funcionales profundos, esto porque el estudio IGI-MX 2016, califica de muy alto el nivel de impunidad en los estados de: Baja California Sur, Oaxaca, Nuevo León Querétaro, Veracruz, Yucatán, Coahuila, Guerrero, Tamaulipas, Durango, Baja California, Quinta Roo y el Estado de México; los estados que tienen grado de impunidad alta son: Guanajuato, Zacatecas, Colima, Jalisco, Tlaxcala, Hidalgo, Aguascalientes, Tabasco, Sinaloa, Morelos y Puebla; y solo dos tiene una impunidad baja Campeche y Nayarit.

En lo que corresponde a delitos denunciados sólo el 4.46% concluyen en sentencia condenatoria y refiere al 96% de impunidad, esto es los ciudadanos que se animaron a presentar una denuncia la gran mayoría no obtuvo solución favorable.

En pocas palabras del 100% de los delitos cometidos denunciados y no, sólo el 1% de los delitos son castigados, existe una impunidad del 99%, a que se debe esto, el promedio nacional de Magistrados y Jueces es de 3.5 por cada 100 mil habitantes situación que explica el enorme rezago en la atención de delitos, situación que se confirma con la existencia de 35.7% de reclusos sin sentencia y que nos lleva a la sobrepoblación penitenciaria que llega al 30%.

Termino esta nota mencionando casos como la casa blanca, normalistas de ayotzinapan y otros que han caracterizado el gobierno actual, no son un buen impacto que favorezca la confianza en las instituciones por parte de los ciudadanos, pero más graves es que si todos nos propusiéramos denunciar los delitos de los que somos objeto estos que el 97% de delitos no denunciados si lo fueran el sistema colapsaría ya que esta hiper rebasado, no se tienen suficientes, ministerios públicos, jueces , ni espacios carcelarios, ni policías de investigación, ni peritos, ni custodios. En fi en todo estamos por debajo de los promedios internacionales.

Comentarios:

Estación VozLibreDgo... (en Vivo)

Escucha la mejor Música en vivo las 24hrs.